Una marca no es un logo

…y tampoco pertenece a una empresa

La marca no es un logotipo. Y tampoco es su identidad visual corporativa.

Cuando hablamos de identidad visual nos referimos a un consenso sobre el uso de la marca (trademark), que le aporta consistencia visual y coherencia. Gracias a la identidad visual –recogida de forma habitual, con más o menos rigor, en un manual de marca o brand book– podemos aplicar la marca (trademark) y otros elementos asociados a ella en múltiples soportes: web, catálogos, anuncios, rotulación de edificios, etc. Un manual de identidad visual actúa al mismo tiempo como un centro de descarga de recursos, donde podemos acceder a los ítems esenciales de la marca —logotipo, colores, tipografías, etc.— así como a sus reglas de aplicación.

Las transacciones aumentan la cifra de ventas una vez, mientras que una relación lo hace una y otra vez.

Hamdi Ulukaya, el CEO de Chobani —“America’s number one Greek Yogurt”—, lo expresaba muy bien en una charla TED:

Haciendo que el branding funcione

6 consejos rápidos para hacer crecer tu marca

Aquí tienes algunos consejos accionables sobre branding, que te ayudarán a pasar de la reflexión a la acción:

  • Empieza por el principio: define la identidad de tu marca desde sus cimientos. ¿Quién eres? ¿Qué haces? Y lo más importante… ¿Por qué es importante? Esta última pregunta es tan esencial como a menudo difícil de responder. Tómate tu tiempo para hacerlo.
  • Sé auténtico. Las mejores marcas son aquellas que están construidas sobre una base auténtica, no sobre la mera imagen. La autenticidad lleva, de forma natural, a la coherencia.
  • Aprende a ver tu marca como una fuente de ventajas competitivas. A corto plazo, un buen trabajo de branding ha de poder generar un aumento de las ventas y también del margen comercial, cosa que se traduce en un aumento del negocio. A largo plazo, los beneficios deben ser de índole superior (bloquear la entrada de competidores, maximizar oportunidades de negocio, etc.). Si tus esfuerzos en materia de branding no te están aportando ventajas competitivas alguna cosa está fallando.
  • No contrates una agencia si sus habilidades estratégicas no van acompañadas de habilidades creativas y tecnológicas —o si detectas que estas están descompensadas o menospreciadas—, porque probablemente no harán un trabajo operativo. Recuerda que se trata de alcanzar ventajas competitivas reales.
  • Confía. Contratar a una agencia implica ofrecer un clima de confianza mutua y el margen suficiente para trabajar con libertad. La creatividad se alimenta en gran parte de esta libertad. Si no estás seguro de estar en buenas manos, encarga a la agencia un pequeño proyecto que implique un reto y testéala antes de hacerla entrar en proyectos más importantes.

Barcelona based creative agency. www.baku.cat

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store